Endodoncia o lo que comúnmente se conoce como tratamiento de conducto o extracción del nervio, consiste, a grandes rasgos, en limpiar el tejido pulpar enfermo del diente y rellenarlo de nuevo con material biocompatible para posteriormente sellarlo. Éste es uno de los tratamientos más utilizados en odontología y tiene como finalidad salvar una pieza dental que se considera muerta, enferma o dañada.

Una vez realizada la endodoncia, el diente se reconstruye para que tenga un aspecto natural, recupere su funcionalidad y no vuelva a presentar molestias al realizar actividades cotidianas, como comer.

La causa principal por la que se produce una lesión en dicha zona es la existencia de caries profundas que no han sido correctamente atendidas y han ido creciendo con el paso del tiempo. Sin embargo, también puede haber otros motivos:
Traumatismos, fracturas u otras patologías relacionadas con la raíz o el hueso que rodean el diente.
dolor de muelasdolor de muelas